Archive for the ‘Lambic’ Category

postheadericon Zwanze Day 2014 … Así fue

zwanze day 1Éste Sábado día 20 de Septiembre fue un día grande para los amantes de las cervezas Lámbicas (o de fermentación estontánea), se celebraba el Zwanze Day 2014.

Para todo el que quiera saber la historia de éste día, le remito al post del compañero Birraire (click aquí para ir), que explica muy bien lo que se celebra éste día. En mi post anterior (click aquí para ir) explico en qué consiste la celebración que podemos disfrutar al unísono en ciertos lugares del mundo; unos pocos países son los afortunados elegidos por Cantillon para celebrar éste día y aquí en nuestro país, la encargada de ello es Ales Agullons, que nos cede su casa para poder degustar algunas de las mejores Lambics del mundo.

Vamos al lío… eran las 18h de la tarde cuando llegábamos al Sant Joan de Mediona, la localidad que acoge la mejor feria cervecera a nivel nacional y casa de Ales Agullons… tiempo justo para aparcar el coche rapidito, saludar a Carles y acercarse a comprar los tickets que servían para canjear por las copas de las cervezas de tirador.

La primera en caer fue la Lou Pepe Kriek … una cerveza elaborada en base a una Lambic de 2 años que han estado en barricas que tan solo han albergado vino en su interior, en éste caso añaden un toque de cerezas en concreto 300gr por litro, ésto es 100gr/litro más que en la Kriek normal.
El resultado? una auténtica joya, una explosión de cerezas que junto al añadido del toque dulce de la barrica de vino, hacen una cerveza muy redonda y compleja. Una delicia para el paladar. Solo os digo que repetí 3 veces…

zwanze day 2Acto seguido fui a por la Fou’Foune, la mítica Lambic de 2 años de Cantillon con el añadido del toque de albaricoque. Siempre ha sido una cerveza con la que tengo una cuenta pendiente, pues me cuesta mucho sacarle el toque del albaricoque; siguiendo los consejos del amigo Birraire, dejé que se calentara un poco la cerveza y Oh!!! que cambio!!! El resultado? Una cantillon con ligerísimo (y elegante) toque de albaricoque que ha hecho de ella, mi cerveza Cantillon favorita… Lo que más describe a ésta cerveza es EQUILIBRADA, en todos los sentidos, ni demasiado ácida, ni demasiado dulce, sencillamente, perfecta…

Otra que tenía muchas ganas de probar de barril era la Gran Cru Bruocsella. Ésto es otra cosa amigos, hablamos de una Lambic envejecida durante 3 años en barrica de Roble. Y vaya si se nota!!!
Aroma dulzón, según como hasta algo cargante… toque de madera a la nariz también. Nos hace preveer que va a ser una Lambic diferente. En boca no es una cerveza excesivamente ácida, la madera le gana la partida en ése sentido (los amantes de las barricas disfrutarán con ésta joyita). Por su complejidad, su sabor dulzón y su toque de madera, yo diría que es una cerveza para tomar “sola”, y no en una feria tras haber probado ya 3 cervezas previamente (por eso me llevé una botella para casa, para disfrutarla con tranquilidad)

Y pasamos a las 21h , que fue cuando se pinchó la joya de la noche… la Cuvée Florian; la cerveza especialmente creada para éste día. Recordemos que se trata de una Iris Gran Cru, con el añadido del toque Kriek y un toque extra de lúpulo.

zwanze day 3El resultado?? No sé si es por el “hype” que se creó, pero yo me esperaba más… no destacaban ni las cerezas, ni el toque gran cru en exceso; en cambio, si que noté bastante el amargor del lúpulo y un toque muy seco al final. No nos engañemos, es una muy buena cerveza Lambica (cual no lo és de Cantillon?) pero yo esperaba algo más especial.

De todo lo vivido la jornada, me quedo con el gran ambiente cervecero; obviamente, el que estaba allí , sabía a lo que iba; no había turistas despistados que pasaban por allí y al oir jaleo se acercaban a cotillear; y eso se nota y se agradece.

La simpatía de los anfitriones es indescriptible y nos hicieron sentir a todos como en casa… es de agradecer.

Desde aquí, animo a todo el que no pudo ir, a que la próxima no se la pierda…

postheadericon Cata: Struiselensis Bourbon Barrel Aged

struiselensisHoy vamos a probar una Sour Ale, una cerveza muy especial hecha por los chicos de Struise en Oostvleteren cuyas características principales son que está fermentada por Brettanomyces de Bruselas y envejecida en Barrica de Bourbon.

A la vista tenemos una cerveza de color dorado muy clarito con un ligero toque turbio pero transparente casi del todo.
Tenemos bastante espuma (unos 2 dedos a la hora de servir), pero que desaparece muy rápido.

En nariz lo primero que aparecen son las Brettanomyces, la levadura salvaje tiene un aroma muy característico que adoro.
Pino y cítricos dominan el siguiente paso en el aroma.
Rápidamente se deja paso a la madera sobre todo y ya a última hora se deja entrever el ligerísimo toque de bourbon, éstos últimos aromas muy ligeros y nada cargantes.

En boca es muy ácida, pero es genial el regusto dulzón (totalmente inesperado) que deja en el paladar. Una cerveza MUY refrescante y fácil de beber.

Evidentemente, como no podía ser de otra manera, aquí si que aparece el bourbon, pero una de las cosas que más me gusta de ésta cerveza es que no predomina el toque de la barrica; está perfectamente integrada para poder aprecias los muchos matices que tiene ésta gran cerveza..

Si hubiera que ponerle una pega, diría que para mi gusto le falta un pelín de cuerpo; a ratos parece como algo aguada.

Struise es sinónimo de cervezón, y ésta Struiselensis no ha sido una excepción. Estamos ante una Sour Ale muy completa y equilibrada, donde ningún matiz resalta sobre el otro. Cerveza que cualquier amante de las lámbicas sabrá apreciar.

NOTA: 8,2 / 10
Estilo: Sour Ale
Graduación: 6º
País: Bélgica

postheadericon EL LADO ÁCIDO DEL BBF ’14 – Cantillon

PortadaCantillon copia
En pocas semanas (11-12-13 Abril) se celebra la edición anual del Barcelona Beer Festival (BBF a partir de ahora) y la organización ha convocado a la comunidad bloguera a que hagamos una pequeña review de alguna de las cervezas que van a ser pinchadas dentro del marco del festival.

No tuve dudas, Cantillon sería la elegida… los que me conocen saben de mi “amor” por las cervezas lámbicas, y dentro de éste estilo; creo que Cantillon es una de las grandes referecias (si no la GRAN referencia).  Os dejo con mi post sobre el estilo lámbico (o de fermentación espontánea).

Ésta pequeña y familiar cervecera (Cantillon), ubicada en el barrio de Anderletch (Bruselas) es la responsable de elaborar uno de los más variados y mejores catálogos de cervezas de fermentación espontánea del mercado. (En éste post podéis ver como fue nuestra visita a su cuartel general de la capital Belga)

La familia Van-Roy Cantillon, lleva desde 1900 elaborando éstas cervezas en su antiguo local , el cual conserva aún algunos de los fermentadores de cobre y barriles de aquella época. Esto, junto al gran recipiente de cobre de la buhardilla, donde se produce el milagro de la fermentación espontánea.

En un principio, y salvo cambios de última hora, vamos a tener representada ésta cervecería por 4 de sus mejores creaciones, a cada cual mejor, allá vamos:

Cantillon-gueuze

Desde 1999 llevan utilizando únicamente maltas 100% ecológicas, es por ello que desde 2003 (se necesitan cervezas de 3 añadas para realizar la Gueuze) la cerveza Gueuze es conocida como Lambic Bio. Os habréis dado cuenta que la marca Bio no se aplica a sus cervezas afrutadas, esto es debido a que no se usa la cantidad suficiente de fruta 100% ecológica como para poder llevar “legalmente” ése distintivo. (Edito para decir que ya se puede encontrar la Kriek 100% Bio)

Hablamos de la más clásica de sus gueze, la esencia de lo ácido, una magnífica forma de adentrarse en el mundo de las lámbicas.

Cantillon-rose

La siguiente en la lista es la Rosé de Gambrinus. Se trata de la famosa cerveza lámbica Cantillon, pero elaborada con Frambuesas. Su nombre viene de Rosé (color natural que aportan las frambuesas) y Gambrinus (Dios legendario de la región de Flandes y patrón “no oficial” de la cerveza).

Impresionante el primer toque de frambuesas, muy potente al principio, para rápidamente dejar paso al más puro sabor Cantillon.

Cantillon-foufoune

Uno de los platos fuertes y la única de ésta lista que personalmente me falta por probar. En éste caso hablamos de una cerveza elaborada con albaricoques. Su nombre viene del señor François Daronnat, un agricultor de albaricoques cuyo apodo era Foufoune. Este señor un día estaba hablando maravillas de sus albaricoques cuando el maestro cervecero de Cantillon le dijo: “Con esos albaricoques, puedo hacerte una gran cerveza, querido François”. Dicho y hecho, cervezón al canto que se marcaron.

cuvee st.

Curiosa la historia de ésta cerveza. También conocida como Cuvee des Champions, es una cerveza concebida por Jean Van Roy para celebrar el título de 3ª Division del Union St. Gilloise (fútbol) y consiguiente ascenso a 2ª División. De hecho la etiqueta lleva los colores del equipo.

Hablamos de una lámbica de 2 años de madurez con un dry hopping de Styrian Goldings en el propio Cask.

En cuanto a representantes del estilo lámbico también tendremos la Gueuze Tilquin, una de las grandes cuando hablamos de éste estilo de cervezas. Se trata de una mezcla de una lámbica baja el alcohol con  otras lámbicas con 1 y 2 años de antigüedad, fermentadas y envejecidas en barrica de madera.

Una cerveza muy compleja y digna de plantar cara (e incluso superar) a alguna de las Cantillon.

Y para finalizar, hará acto de presencia la siempre buena Gueuze Boon, una gueuze de toda la vida, para todos los gustos; es la lámbica ideal para iniciarse en éste mundillo que, no nos engañemos, o lo amas o lo odias… no suelen tener punto medio éste tipo de cervezas.

Queda muy poquito para que podamos disfrutar de éstas y muchas otras cervezas, será en el marco del BBF; os dejo con el post de presentación de dicho festival del compañero Birraire, echádle un ojo que desvela algunas sorpresas.

postheadericon Cata: To Øl OV-RAL

ovral

Últimamente ando detrás de éstos Daneses que hacen unas cervezas de escándalo (Como curiosidad decir que To Øl significa Dos Cervezas en Danés). Esta Ov-Ral es una derivada de la primera cerveza elaborada en colaboración con Mikkeller; la original se llamaba Overall , ambas son Imperial IPA con la diferencia de que la que hoy nos ocupa está elaborada con levaduras salvajes (Brets)

A la vista tenemos una cerveza con un color muy clarito a la vez que transparente;con una carbonatación tirando a elevada y una espuma al principio muy abundante pero que poco a poco va desapareciendo hasta dejar una pequeña corona que ya dura todo el trago.

El aroma es brutal, pues nada más deschapar la botella un aroma afrutado inunda toda la habitación por completo. Es realmente impresionante la complejidad del aroma a frutas maduras, mezclada con el aroma típico de las levaduras salvajes (un toque de lámbico); y por allí se dejan entrever esos lúpulos presentes de forma masiva (no os olvideis que hablamos de una Imperial IPA), pero algo camuflados en aroma debido a los Brets.

En la boca es una auténtica bomba, hablamos de 10.5º, y es gracias a ese alcohol que se convierte en una cerveza bebible. La mezcla de los lúpulos usados (Simcoe, Centennial y Amarillo) unido a el toque que le da la levadura salvaje (MUY presente en todo el trago) la hace una cerveza muy especial. Todo el que haya probado una cerveza lámbica me entenderá. La primera sensación que da es de que se trata de una cerveza lámbica extra-lupulada. Una vez nos hemos “acostumbrado” al toque de la levadura (auténtica protagonista de la cerveza), ya pasamos a disfrutar del trago; y es cuando aparecen todos los matices que nos proporcionan la excelente selección de lúpulos y maltas.

En mi caso, que no soy amante de las IPAs, me encantó el toque de los Brets (levadura slavaje); pero hay que reconocer que es una cerveza para alguien que sepa muy bien lo que va a beber.

NOTA: 7,1/10
Estilo: Imperial IPA
Graduación: 10.5º
País: Dinamarca

postheadericon Cata: Mort Subite Gueuze Original

Mort Subite GueuzeHacía tiempo que no probábamos una cerveza Lámbica y ha sido ésta Semana Santa en mis excursiones por Andorra donde encontré ésta variedad de la Mort Subite, que hasta donde yo sé, no se comercializa en España.

Se trata de la Gueuze Original, es decir una mezcla de cervezas Lámbicas viejas y jóvenes pero sin ningún añadido de frutas (ya sea cereza o frambuesa).

A la vista, tenemos una Gueuze en toda regla, un color dorado oscuro muy bonito con una muy buena capa de espuma de burbuja media que dura casi todo el trago.

El aroma, también es de Lambic total. Nada más acercar la nariz se aprecian las notas cítricas, de manzana; un aroma como “asidrado” pero que ya empieza a entrever lo que nos va a esperar en la boca, pues tiene un retoque dulzón que no hace preveer nada bueno.

En boca, se congfirmaron mis temores, es MUY dulce!!! se acerca peligrosamente a la Lindemans Faro en cuanto a dulzor. Ojo, no quiero decir que sea mala, sino que a mi las Lambic me gustan si ese toque dulzón que le supone el añadirle una cantidad de azucar.

No me gustó nada éste toque, que además enmascara casi todo lo demás; deja entrever algo de manzana, de cítricos, pero no aparecen de un modo exagerado (ni mucho menos), a su vez, queda como empalagosa; sí , se hace hasta pesada de beber de tan dulzona. Podría decir que es la Lambica menos buena que he probado en mi vida.

Una pena pues la Mort Subite tiene, bajo mi gusto, de las mejores Lambic de frutas del mercado, pero ésta Original, no está a la altura.

NOTA: 5,6/10
Estilo: Lambic
Graduación: 4,5º
País: Bélgica

postheadericon Tipos de Cerveza (III): Lambic

Cantillon LambicHoy, en nuestro especial sobre tipos de cerveza, vamos a hablar de una de las tipologías más “peculiares”; el estilo Lambic o de fermentación espontánea.

Las cervezas Lambic, se caracterizan porque en su proceso de “fabricación”, no se le añade la levadura para forzar su fermentación.

En su lugar, se deja el mosto en unos barreños de dimensiones descomunales para que las bacterias y los organismos vivos que hay en el ambiente, actúen por su propia cuenta y “espontáneamente” inicien la fermentación del mosto, que posteriormente es trasladado a las barricas para seguir ese proceso iniciado la noche anterior.

Es evidente pues, que es un tipo de Cerveza que sólo se puede fabricar en ciertos lugares, con un clima concreto para que contenga los microorganismos necesarios que lancen dicha fermentación. En principio y que yo sepa, solamente se pueden producir en Bélgica.

Suele ser normal, que después, a las cervezas lámbicas se les añadan frutas frescas; para darles sabor y color; así, podemos encontrar las Kriek o las Peche (Cereza y Melocotón), pero las hay de infinidad de sabores.

Al paladar son unas cervezas muy ácidas, recuerdan bastante a la sidra muchas de ellas. Son bastante carbonatadas, pero con la burbuja muy fina. Su grado alcoholico tampoco es muy alto, unos 5º.

Es una cerveza que, por lo general, o la amas o la odias, no suele tener punto medio. Quizá no sería una cerveza apta para principiantes en éste mundillo; es difícil apreciarla si antes haber provado unas cuantas variedades más.

Ejemplos de cervezas Lámbicas, tenemos la Cantillon, Geuze Boon, o cualquiera de las Lindemans

postheadericon Cata: Geuze Boon

Gueuze BoonNo lo puedo evitar, me declaro un incondicional de las cervezas Lámbicas (o de fermentación espontánea, un día hablaré de ellas en mi especial sobre tipos de cervezas). También coincido con muchos expertos cerveceros que dicen que es un tipo de cerveza que la amas o la odias. En mi caso, la amo con locura.

En éste caso tenemos una de las mejores Lámbicas que he probado (amén de la magnifica Cantillon).

Color ambarino muy claro, con una espuma de consistencia perfecta y abultada, que dura muchísimo.

Nariz ácida, afrutada, como a sidra. Deja entrever su carácter lámbico; y nos “explica” perfectamente lo que vamos a sentir en el momento de la degustación.

Sabor ácido, le consigo sacar toques de manzana y algo así como cítricos. El regusto que deja es sencillamente de lo mejorcito que he probado en las lámbicas. Quizá, por encontrarle algún pero; diría que es un poco demasiado ácida para mi gusto. Es lo que la diferencia de la Cantillon.

Una cerveza recomendada para los que quieran experimentar con las Lámbicas y para los amantes de éste tipo de cerveza.

NOTA: 7/10

postheadericon Cantillon Bio Gueuze

image

Nuestra primera nota de cata va a ser para la cerveza Lambic por excelencia, la Cantillon.

Cuando estuve en Bruselas, tuve la oportunidad de visitar la Brasserie Cantillon, y he de decir que me pareció increible lo artesanal del lugar. Todo el proceso de elaboración de las diferentes variedades de Cantillon, es totalmente artesano y natural. La fábrica es familiar y tiene un montón de años, de hecho, el “señor Cantillon” (le llamo así, porque no sé su nombre realmente), anda dando vueltas por allí y suele acercarse a preguntar a los visitantes, qué tal les parece la cerveza y la fábrica.

Pero vamos a lo que interesa, la Cantillon Lambic Bio Gueuze es, de todas las variedades de la marca, la que más se asemeja a una Lambic de toda la vida.
Tiene un color dorado precioso, entra por la vista. Una espuma que si bien no es mucha, si que es de calidad, aguantando un tanto en el vaso.
En cuanto al sabor, cítrico, muy cítrico, con ese toque de sidra y achampanado.

Ideal para tomar bien fría, en estos calurosos meses de verano, como acompañamiento al aperitivo, por ejemplo…

Sin duda, es la mejor Lambic que he probado, recomendada 100%

NOTA: 8’5/10

VídeoReviews

VIDEOREVIEW #42 | De Molen Raisins & Rum

VIDEOREVIEW #44 | Mad Brewing - La Pirata : Oldies

VIDEOREVIEW #43 | Naparbier Kong

Síguenos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR